Evangelio del domingo 28 de agosto de 2016

elektronik sigara e sigara - Royal Honey Sepeti

Evangelio del domingo 28 de agosto de 2016

por admin

evangelio del domingo 28 de agosto

Querida familia lacorderiana, en el Evangelio de este domingo Jesús nos invita a compartir sin discriminaciones, evitando así caer en juicios que nos impone la sociedad, al pensar que algunos somos primeros que otros. Aunque la invitación que nos hace Jesús no es fácil de llevar a cabo, debido a que la humildad es lo contrario al orgullo, la autosuficiencia, el afán de poder y de ocupar los primeros puestos; debemos recordar que, como lo dice Eclesiástico, la humildad es la virtud de los hombres de Dios.


Un sábado, entró Jesús en casa de uno de los principales fariseos para comer, y ellos le estaban espiando. Notando que los convidados escogían los primeros puestos, les propuso esta parábola: «Cuando te conviden a una boda, no te sientes en el puesto principal, no sea que hayan convidado a otro de más categoría que tú; y vendrá el que os convidó a ti y al otro y te dirá: “Cédele el puesto a éste.” Entonces, avergonzado, irás a ocupar el último puesto. Al revés, cuando te conviden, vete a sentarte en el último puesto, para que, cuando venga el que te convidó, te diga: “Amigo, sube más arriba.” Entonces quedarás muy bien ante todos los comensales. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.» Y dijo al que lo había invitado: «Cuando des una comida o una cena, no invites a tus amigos, ni a tus hermanos, ni a tus parientes, ni a los vecinos ricos; porque corresponderán invitándote, y quedarás pagado. Cuando des un banquete, invita a pobres, lisiados, cojos y ciegos; dichoso tú, porque no pueden pagarte; te pagarán cuando resuciten los justos.»


– (Lc 14,1.7-14)

Este domingo, miremos a nuestra mesa y preguntémonos: ¿estamos todos o falta alguno de los mencionados en el texto? De ser así, traigámosle aunque sólo sea con nuestras oraciones, practicando de esta manera una de las obras de misericordia espirituales, propias del Jubileo de la Misericordia convocado por el Papa Francisco.

Tags:

Nuestras Alianzas

CLOSE
CLOSE