Evangelio del domingo 23 de octubre

elektronik sigara e sigara - Royal Honey Sepeti

Evangelio del domingo 23 de octubre

por admin

Evangelio del domingo 23 de octubre de 2016

En aquel tiempo, a algunos que, teniéndose por justos, se sentían seguros de sí mismos y despreciaban a los demás, dijo Jesús esta parábola: «Dos hombres subieron al templo a orar. Uno era fariseo; el otro, un publicano. El fariseo, erguido, oraba así en su interior: “¡Oh Dios!, te doy gracias, porque no soy como los demás: ladrones, injustos, adúlteros; ni como ese publicano. Ayuno dos veces por semana y pago el diezmo de todo lo que tengo.” El publicano, en cambio, se quedó atrás y no se atrevía ni a levantar los ojos al cielo; sólo se golpeaba el pecho, diciendo: “¡Oh Dios!, ten compasión de este pecador.” Os digo que éste bajó a su casa justificado, y aquél no. Porque todo el que se enaltece será humillado, y el que se humilla será enaltecido.”


– (Lc. 18, 9 – 14)

Estimada familia Lacorderiana, en esta oportunidad Jesús nos está invitando a realizar una introspección, tomarnos un tiempo de silencio durante esta semana para identificar nuestras limitaciones, nuestro grado de compromiso dentro de la Iglesia, nuestra práctica en obras de misericordia, entre muchas otras, en medio de nuestros ambientes laborales, sociales y familiares. A partir de esta reflexión, acercarnos a Dios, confiadamente para pedirle perdón y ayuda para mejorar todos los días hasta llegar a la vida eterna.

Tags:

Nuestras Alianzas

CLOSE
CLOSE